top of page

El futuro de los hogares conectados: evolución y desafíos



En un mundo cada vez más digital, el análisis realizado por OMDIA para el Broadband Forum destaca las tendencias y desafíos clave que darán forma al futuro de los hogares conectados. La gestión avanzada de Wi-Fi emerge como un elemento esencial en esta transformación, y los proveedores de servicios de banda ancha están adoptando servicios de valor agregado (VAS) para mejorar la experiencia del cliente. 

 

Los proveedores de servicios reconocen la importancia de ir más allá de la conectividad confiable, integrando servicios como controles parentales avanzados, acceso Wi-Fi para invitados y ciberseguridad de IoT. Estas aplicaciones se consideran esenciales para enriquecer la experiencia general de banda ancha. Sin embargo, la evolución continua y las actualizaciones periódicas son cruciales para mantener la relevancia y el interés del consumidor. 

 

La investigación destaca la televisión y el video como fuentes significativas de ingresos, pero la competencia creciente en el mercado de video en línea requiere que los proveedores ofrezcan servicios que vayan más allá de lo que ya se encuentra disponible. La priorización del tráfico y la garantía de calidad visual pueden ser herramientas estratégicas para destacar en este entorno competitivo. 

 

La prueba de velocidad de banda ancha se vuelve vital para los proveedores de servicios, integrándose en herramientas de gestión de Wi-Fi orientadas al consumidor. Este enfoque asegura la calidad de la experiencia y podría convertirse en un elemento clave en futuros acuerdos de nivel de servicio (SLA).  


El panorama de conectividad emergente 

 

Las áreas potenciales de inversión futura, la priorización de aplicaciones y la integración de tecnologías del hogar inteligente, son aspectos relevantes abordados en el estudio. La detección de materia y Wi-Fi, junto con casos de uso como la gestión de energía, atención médica y seguridad del hogar, se consideran áreas interesantes para el crecimiento de ingresos.  

 

El auge de los servicios de banda ancha gigabit destaca la rápida evolución de las redes de banda ancha, con predicciones que indican que el 44% de todas las suscripciones de consumidores a nivel mundial ofrecerán velocidades de 1 Gbps o más para 2030. La transición a tecnologías basadas en fibra óptica impulsa este crecimiento, con el 67% de las suscripciones de banda ancha entregadas a través de fibra en 2022 y un estimado del 77% para finales de la década.  

 

A pesar del aumento significativo en la velocidad de la banda ancha, los proveedores se enfrentan al desafío de mantener el ARPU (Ingresos Promedio por Usuario). La inversión constante en velocidad debe equilibrarse con estrategias que ofrezcan un servicio de calidad. La pandemia ha destacado la esencialidad de la banda ancha en la vida diaria, y los proveedores deben cambiar su enfoque para aprovechar esta importancia percibida y aumentar sus ARPU.  

 

Los atributos del servicio de banda ancha van más allá de la velocidad. La baja latencia, la conectividad confiable en todo el hogar y un servicio de atención al cliente eficiente son fundamentales. Los consumidores valoran la estabilidad del servicio y la capacidad de gestionar su experiencia mediante aplicaciones de valor agregado. Los proveedores que sobresalen en estas áreas pueden diferenciar su marca y aumentar sus ingresos.  

 

La cobertura y velocidad de Wi-Fi siguen siendo desafíos, el 47% de los encuestados identifican la baja cobertura y el 37% la baja velocidad como principales problemas. La inversión en hardware Wi-Fi avanzado, como dispositivos Wi-Fi 6 y Wi-Fi Mesh, es esencial. Además, el software de gestión y diagnóstico de Wi-Fi, respaldado por análisis de datos de inteligencia artificial, se convierte en una herramienta clave para garantizar un servicio Wi-Fi de calidad en el hogar. 

 

En resumen, el futuro de los hogares conectados se moldea por la evolución constante de la tecnología de banda ancha, la integración de servicios de valor agregado y la atención a la calidad más allá de la velocidad. Los proveedores deben adaptarse a las crecientes demandas de los consumidores y buscar la innovación a través de plataformas basadas en estándares abiertos. Con la conectividad en el centro de la vida moderna, el camino hacia el futuro de los hogares conectados está marcado por la calidad, la adaptabilidad y la búsqueda continua de ofrecer experiencias excepcionales.



27 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page